Tras la última reforma, ¿qué gastos me puedo deducir si soy autónomo y trabajo en casa?

¡Buenos días!

Esta pregunta es una de las que más me hacen los autónomos y en las que hay más desinformación. Además, ha habido ciertos cambios recientes en el tema, por lo que he decidido hacer un nuevo post exhaustivo sobre ello. Si lo que te preocupa son los gastos del coche o moto, puedes ver este otro post que escribí hace un tiempo pero que sigue vigente a día de hoy.

El post de hoy recoge multitud de supuestos, pero a ti solo te interesa tu caso. Así que te recomiendo que leas la introducción y luego pases únicamente a leer tu caso dentro del apartado I. según seas inquilino o propietario y según tengas hipoteca o no y si la deduces o no. Luego ya puedes pasar directamente a los apartados II., III. y IV. y al final de post, para no aburrirte con supuesto que a ti no se te aplican.

ATENCIÓN: esta entrada sólo ser refiere a autónomos profesionales o empresarios individuales que tributan en el IRPF por actividades económicas en estimación directa. En ningún caso lo dicho aquí es aplicable a autónomos societarios o autónomos colaboradores contratados por familiares, ni a entidades que tributen por el Impuesto sobre Sociedades. Tampoco es aplicable a quienes tributen por Módulos, salvo las posibles amortizaciones por la compra de bienes duraderos.

¿Por qué no es aplicable lo que cuento aquí a autónomos societarios o colaboradores?

Porque el autónomo societario o colaborador es una especie de trabajador por cuenta ajena, que trabaja para una sociedad o para un familiar aunque cotice en el régimen de autónomos. Es la sociedad o el familiar quien podrá deducirse los gastos que estén a su nombre y en los que necesite incurrir para realizar su actividad empresarial o profesional, pero no el trabajador.

¿Por qué tampoco es aplicable a quien tribute por módulos?

Porque en módulos no hay gastos deducibles, salvo las amortizaciones por compra de bienes duraderos (en este caso, la casa), que sí podrían deducirse tal y como explicaré más abajo, pero con las tablas de amortización de módulos.

También hay que señalar que el post se refiere a la vivienda habitual, no a otro posible piso o vivienda donde decidamos ejercer la actividad empresarial pero que no sea nuestra vivienda habitual. Si se trata de un piso que tenemos habilitado como sede de una actividad empresarial y en el que no hay vivienda, nos podremos deducir la totalidad de los gastos que nos genere en el IRPF y el IVA soportado de dichos gastos sin ningún problema, igual que lo haríamos en un local comercial.

Introducción: lo que pusimos en el modelo 037 o en el DUE cuando nos dimos de alta, o lo que tenemos que cambiar para poder deducirnos

Quizá recuerdes que cuando te diste de alta en Hacienda para iniciar tu actividad, además de rellenar un epígrafe (o varios) del IAE y otros datos, había un apartado para indicar el domicilio de la actividad. Para poder deducirte los gastos de casa, es necesario que en su momento rellenaras la dirección de la casa en la que vives y cuántos metros cuadrados de la misma destinas a la actividad empresarial o profesional en al apartado 6.B “Lugar de realización de la actividad” y dentro de este, en “La actividad se desarrolla en local determinado (locales directamente afectos a la actividad)”. Ver imagen 1.

Imagen 1

Para poder deducirte los gastos tal y como explicaré más abajo, tendrías que haber rellenado en la casilla 422 los metros cuadrados de la casa que destinas a la actividad empresarial o profesional (no los metros totales de la casa). Por ejemplo, si pusiste en la casilla 422 que destinabas 25 m2 a la actividad y tu casa tiene 100m2, significa que tienes afecta a tu actividad económica el 25% de la superficie del inmueble. De esta manera, le dices a Hacienda que una parte de la casa, en este caso el 75%, corresponde a vivienda y otra, en este caso el 25%, la utilizas para tu actividad económica. En caso de inspección fiscal, Hacienda podrá saber si los gastos que te estés deduciendo los estás calculando al porcentaje correcto.

Ojo, porque si pusiste que la actividad se desarrolla fuera de local determinado, como indico en la imagen 2, a día de hoy  no podrías deducirte ningún gasto de la casa. No obstante, puedes ir a Hacienda o rellenar telemáticamente otro modelo 037 para decir que sí desarrollas la actividad en tu casa (espera, no lo hagas corriendo, mejor lee antes el post para ver si te compensa).

Imagen 2

Si te diste de alta en un PAE , no rellenaste un 037, sino un DUE (Documento Único Electrónico), del que te entregaron una copia. En este documento también figura esta misma información sobre los metros cuadrados afectos. Y, si quisieras cambiarla, también tendrías que rellenar un nuevo 037 en las oficinas de la Agencia Tributaria, ya que telemáticamente la web de Hacienda no reconoce las referencias de alta de los DUEs.

I. Posibles supuestos y deducibilidad de gastos en cada uno

Supuesto 1. Casa en propiedad y sin hipoteca

No tienes ningún problema para deducir los gastos que indico en los apartados II y III de este post en el porcentaje que hayas indicado en tu 037. Pero cuidado, antes de deducirte, lee también más abajo el apartado Posibles daños fiscales colaterales a futuro, porque pueden ser importantes.

Supuesto 2. Casa en propiedad y con hipoteca de vivienda no deducible

Enhorabuena. Este sería el mejor supuesto. No tienes ningún problema para deducir y además eres quien más conceptos se puede deducir:

  • Los gastos que indico en los apartados II y III de este post
  • Las amortizaciones anuales
  • Los intereses de la hipoteca

Todo ello en función del porcentaje de superficie que hayas declarado como “oficina” en tu 037, que en nuestro ejemplo era el 25%. Más abajo explico cómo se aplica este porcentaje para calcular la deducción aplicable según el tipo de gasto, porque el cálculo es diferente si hablamos de gastos de suministros o de otro tipo de gastos.

Pero, ojo, antes de empezar a deducirte, igual que en caso anterior, lee también más abajo el apartado Posibles daños fiscales colaterales a futuro.

Supuesto 3. Casa en propiedad y con hipoteca de vivienda habitual deducible

En tu caso, puedes deducirte los gastos que indico en el punto en los apartados II y III de este post del post, pero hay una complicación fiscal importante que debes conocer si lo haces, además de la indicada en el apartado Posibles daños fiscales colaterales a futuro.

¿Cuál es la complicación? Siguiendo con nuestro ejemplo, tengo 100 m2 de vivienda, de los cuales 75 los tengo declarados como vivienda habitual y 25 como empresario o profesional. Lo que significa que le estoy diciendo a Hacienda que el 25% del inmueble no es vivienda, sino local de negocio u oficina. Esto significa que yo misma le he comunicado a Hacienda que el 25% del inmueble ya no es vivienda, sino oficina, por lo que, de ese 25%, me acabo de cargar la posibilidad de deducción por adquisición de vivienda habitual. Ten presente que lo que se puede deducir no es la compra de oficina, sino de vivienda. Y como acabas de “transformar” el 25% en oficina, ya no te puedes deducir la hipoteca. Ver infografía 1.

Infografía 1

¿Qué consecuencias prácticas tiene esto? Pues que si de hipoteca pago al año en total (sumados intereses y capital), por ejemplo, 8.000€:

  • Ya solo me podré deducir por el 75%, es decir, por 6.000€, en la deducción por adquisición de vivienda habitual.
  • A cambio, de la parte de oficina me podré deducir ciertos gastos y las amortizaciones.

¿Compensa hacer esto? Veámoslo con nuestro ejemplo: si de los 8.000€ totales que pago de hipoteca al año, 3.500€ corresponden a capital y 4.500€ a intereses, me podré deducir:

  • El 25% de los intereses como gasto financiero de la actividad (1.125€)
  • Las amortizaciones anuales del 25% del valor del inmueble
  • El porcentaje de los gastos de la casa que indico en los apartados II y III de este post

Esto implica bastante lío con los cálculos y además, la cifra para deducir los otros gastos de la parte de “oficina” suele ser tan baja que no compensa lo que perdemos por la deducción de la hipoteca de vivienda. Por lo que suele resultar mejor no deducir nada por gastos de oficina y deducir  todo por adquisición de vivienda. Además, nos evitamos caer en los desagradables Posibles daños fiscales colaterales a futuro que explico más abajo. En este caso, deberemos indicar en nuestro 037 de inicio de actividad que realizamos la actividad fuera de local (ver imagen 2 en apartado Introducción de este post)

Si me estoy deduciendo la hipoteca, ¿cuándo puedo conseguir mayor deducción al declarar parte del inmueble como vivienda y parte como oficina o sede de mi actividad empresarial?

Solo cuando de hipoteca pago al año más del tope de la base de deducción, es decir, al año pagas más de 9.040€. Porque en este caso tengo un remanente de pago de hipoteca que no me puedo deducir por vivienda habitual y puedo aprovechar para deducirlo de otra manera por tener la sede de mi actividad empresarial en casa.

Esto es un poco complejo. Lo explico ahora, siguiendo de nuevo con nuestro ejemplo de 100m2 de vivienda de los cuales 25m2 son de despacho.

Supongamos primero que el autónomo pagara de hipoteca por el inmueble 13.000€ al año y que lo declarara solo como vivienda. En este caso, se pasa del tope de base deducción, 9.040€ anuales, y solo se puede deducir por el 15% de 9.040€, digamos que los otros 3.960€ que paga por su hipoteca no se pueden aprovechar fiscalmente.

Ahora supongamos que el autónomo pagara de hipoteca por el inmueble 13.000€ al año, pero que, siguiendo nuestro ejemplo de siempre, tuviera declarado que el 75% del inmueble constituye vivienda y el 25% es despacho. Entonces, de los 13.000€, podrá deducirse por adquisición de vivienda solo por el 75%, es decir, por 9.750€. En este caso, seguiría llegando al tope de base deducción y solo se podría deducir por 9.040€. Por lo que se “desaprovecharían” fiscalmente por deducción de vivienda solo 710€, no 3.960€ como en el caso anterior.

Pero en este caso, además de la deducción por adquisición de vivienda, le queda un 25% más de ciertos gastos para deducir por local u oficina. En cuanto a la hipoteca, de los 13.000€ que paga al año, podrá deducirse el 25% de la parte que corresponde a intereses por la parte de oficina. ¿Cómo se calcula esto?

Imaginemos que de los 13.000€ que paga al año de hipoteca, correspondieran 10.000€ a capital y 3.000€ a intereses (el banco nos da esta información como mínimo a final de año, pero además en la mayoría de los recibos mensuales de hipoteca se indica qué parte corresponde a capital y qué parte a intereses). Por lo que, como gasto financiero de la oficina o el local, podría deducirse el 25% de los intereses de la hipoteca, que eran 3.000€, es decir, que podrá deducir 750€. Y además, se podría deducir las amortizaciones del 25% del inmueble, más los gastos de la casa que indico en los apartados II. y III. de este post.

En este caso en el que los pagos anuales de hipoteca superan 9.040€,  sí que puede compensar la deducción y el lío de cálculos, porque las cantidades que nos deduciremos siempre serán mayores que solo la deducción por adquisición de vivienda. Pero, ojo, siempre teniendo en cuenta si nos compensan las consecuencias del punto Posibles daños fiscales colaterales a futuro que se explican más abajo.

NOTA para todos los casos de copropiedad de la vivienda con otras personas:

  1. Copropiedad con cónyuge: se puede deducir como si la casa fuera propia al 100%.
  2. Copropiedad con otra persona: al indicar los metros cuadrados que se destinan a la actividad empresarial o profesional hay que ponerlos en proporción a la participación que se tenga en la propiedad del inmueble. Siguiendo nuestro ejemplo de 100m2 de vivienda y 25m2 de despacho, si la casa es propia y de la pareja no casada al 50% (o de un hermano o de un progenitor o de cualquiera que no sea el cónyuge), habrá que decirle a Hacienda que se destinan 12,5m2 en lugar de 25m2.

Supuesto 4. Casa alquilada y alquiler no deducible en tu IRPF

Seguimos nuestro ejemplo. Tienes un inmueble de 100m2 en alquiler (como inquilino) y 75m2 (el 75% de la superficie) los destinas a vivienda y 25m2 (el 25% restante) a actividades de tu negocio. Con la última reforma, podrías deducirte sin problema los gastos que se explican en los apartados II. y III. de este post en el IRPF.

Supuesto 5. Casa alquilada y alquiler de vivienda deducible en tu IRPF

Hace un tiempo existía una deducción estatal para inquilinos de viviendas que no superaran ciertos ingresos que algunas personas aún se pueden aplicar. Adicionalmente, algunas CC.AA. han establecido deducciones autonómicas que son acumulables a la anterior. Si estás en el caso en el que te puedes deducir por el alquiler que pagas por la vivienda y quieres deducirte también porque tienes la oficina en casa, estarías en el mismo caso que en el supuesto 3, casa en propiedad con hipoteca deducible. Es decir, que ya no podrías deducir el alquiler de todo el piso como vivienda, sino solo el 75%, si seguimos nuestro ejemplo (100m2, de los cuales 75m2 son vivienda y 25m2 son oficina). En contrapartida, podrías deducir el  el 25% del alquiler más los gastos indicados en los apartados II y III de este post  como gastos de la actividad empresarial.

II. Gastos deducibles: gastos inherentes a la propiedad del inmueble:

Según el criterio consolidado de la Dirección General de Tributos (órgano de la Administración), que no parece que vaya a modificarse tras la reforma, estos gastos son deducibles por los propietarios en el porcentaje de superficie afecta a la actividad (25% en nuestro ejemplo, por ser el porcentaje dedicado a oficina). Si eres inquilino, podrás deducir solo los que tú abones.

Infografía 2

Estos son los principales gastos incluidos en el concepto gastos inherentes a la propiedad:

  • IBI y otras tasas municipales
  • Comunidad de propietarios
  • Seguros
  • Intereses y comisiones de préstamos para adquisición o reformas del inmueble exclusivamente si eres propietario
  • Amortizaciones exclusivamente si eres propietario (el desgaste de los inmuebles, ver aquí las tablas de Hacienda para el cálculo y ten en cuenta que solo se amortiza el valor de construcción, no el del terreno)
  • Alquiler solo si eres arrendatario.
  • Otros que puedan encuadrarse en el concepto gastos inherentes a la propiedad del inmueble.

En nuestro ejemplo de 75% del inmueble destinado a vivienda y 25% a local, nos podríamos deducir como gastos de la actividad el 25% de los gastos que acabamos de indicar. Ojo, que si eres inquilino, las amortizaciones no las podrás deducir en ningún caso y el resto de gastos los podrás deducir si los abonas tú y en la proporción de metros, en este caso como conceptos asimilados a la renta (alquiler).

III. Gastos deducibles: suministros:

Aquí está la clave de la reforma, aplicable a partir del 1/1/2018. Antes de ella, Hacienda no admitía la deducibilidad de los suministros salvo que hubiera contadores separados. Desde la reforma, se puede deducir el 30% de la cantidad que corresponda a la parte de la vivienda afecta a la actividad, es decir, en nuestro ejemplo (100m2, de los cuales 75m2 son vivienda y 25m2 son oficina), se podría deducir el 30% del 25% del gasto de:

  1. Luz
  2. Agua
  3. Gas
  4. Teléfono
  5. Conexión a Internet
  6. Otros que puedan encuadrarse en el concepto suministros

Infografía 3

Continuemos con nuestro ejemplo. Si en nuestro piso pagamos 50€ de luz, 20€ de agua, 80€ de telefonía y fibra, total, 150€. Para hacerlo de forma totalmente correcta, de aquí, tendríamos que quitar el IVA, nos quedarían 123,97€. Calculamos el 25%, que es el porcentaje afecto a despacho, esto nos da 30,99€. Y de aquí, podemos deducir el 30%, es decir, 9,30€. Así que de un desembolso mensual de 150€, después de montar tremendo follón con las facturas y los cálculos, me deduzco 9,3€. Ver imagen 3.

 

Imagen 3

 

¿Por qué no nos dejan deducir de los suministros el porcentaje de los gastos en proporción al porcentaje de superficie declarada como oficina, es decir, el 25% en nuestro ejemplo, en lugar del 30% del 25%?

La reforma legal se ha inspirado en una resolución del Tribunal Económico Administrativo Central dictó una Resolución en octubre de 2015, que fijó como criterios principales para la deducción:

  • Que no se utilizara exclusivamente el criterio de los metros cuadrados afectos, sino otros criterios en combinación con este, por ejemplo, los días y horas de trabajo. Parece entenderse que la reforma ha tomado como horas hábiles 8 horas/día, ya que 8 es aproximadamente el 30% de las 24 horas que tiene un día.
  • Que el interesado acredite la correlación de esos gastos para la obtención de los ingresos. Este requisito no se ha incorporado como tal en el texto de la reforma, pero es posible que se exija en caso de inspección. Y creo que es una de las acreditaciones más complicadas de conseguir demostrar. Habrá que ver qué pruebas de fuego nos exigen para considerar acreditada la necesidad del gasto para el desarrollo de la actividad.

IV. ¿Y qué pasa con el IVA?

Es importante señalar que tanto la resolución del TEAC como la reforma afectan exclusivamente al IRPF, no al IVA, que tiene otra normativa que no menciona cómo deducir el IVA de los gastos de casa. Así que nos quedamos sin saber cuáles serán los criterios de Hacienda cara a deducirnos el IVA de los suministros. Resulta que, de los gastos que ya se consideraban deducibles a día de hoy (los inherentes a la propiedad del inmueble), ninguno lleva IVA. Por eso no hay criterio ya fijado al que podamos acudir para ponerlo en relación con la deducción del IVA delos suministros.

Sin embargo, en mi opinión y siguiendo el criterio de Hacienda, para poder deducirte el IVA de los suministros (apartado III de este post ), tendrías que tener un contrato de arrendamiento en el que figure así: 75% contrato de alquiler de vivienda, 25% contrato de alquiler de local. O dos contratos de arrendamiento, uno de vivienda y otro de local para diferentes partes del mismo inmueble. Y los propietarios nunca podrían deducirse, a no ser que aplicaran el mismo criterio del 30% de los gastos de la superficie afecta que en IRPF. Paro esto es muy dudoso que se admita.

Volviendo a los inquilinos, los contratos de arrendamiento de vivienda y de oficina o local de negocio son muy diferentes, tanto civil como fiscalmente. Nos centramos en las  diferencias fiscales, que son las que nos interesan ahora.

En el contrato de arrendamiento de local, el propietario debe repercutir el IVA y el inquilino está obligado a retener el IRPF o Impuesto sobre Sociedades. En el de vivienda, no. Además, los beneficios por alquiler de vivienda tienen reducciones fiscales para el propietario, y los de local no. Es decir, que el contrato de alquiler de local genera para el arrendador en relación con el de vivienda: 1) Mayores obligaciones fiscales de tramitación, al tener que presentar el IVA trimestral y anual; 2) Pago de más impuestos, al no tener reducciones; y 3) Menor liquidez mensual, al estar sujeto a retención.

Por ello, los arrendadores que han alquilado un piso como vivienda no son muy proclives a cambiarlo a contrato mixto. No obstante,  si lo consiguieras, entiendo que te podrás deducir el IVA los gastos suministros en la proporción de metros cuadrados que hayas indicado en tu 037 íntegro, no en un 30%.

V. Importantísimo: posibles daños fiscales colaterales de la deducción a futuro. Otras consecuencias fiscales de la deducción de gastos en vivienda por ejercicio de una actividad económica propia. Qué pasará cuando venda mi casa si me he estado deduciendo por tener el despacho en casa.

Este apartado solo aplica a propietarios de vivienda, no a inquilinos.

Cuando vendes un bien y ganas dinero en la venta, tienes que tributar por una ganancia patrimonial en tu IRPF. La ganancia patrimonial significa que si la casa me costó 100 y la vendo por 120, para Hacienda he ganado 20 y tengo que declarar esos 20 en el IRPF y pagar por ellos. Sin embargo, existe una importante exención fiscal en las ganancias patrimoniales obtenidas en la venta de la vivienda habitual. Si los 120 de la venta los reinvierto en un plazo determinado en comprar otra casa que vaya a ser mi vivienda habitual, la ganancia está exenta, es decir, que no tengo que pagar nada por haber ganado los 20.

Puedes ver más información sobre la exención en este enlace.

¿Cuál es el problema si me he deducido gastos de casa por tener allí una sede de mi actividad económica? Pues, siguiendo con nuestro ejemplo, de mis 100 m2, 75 los tengo declarados como vivienda habitual y 25 como empresario o profesional. Lo que significa que el 25% de la ganancia nunca estará exenta, porque para Hacienda estoy transmitiendo una parte de inmueble que no es vivienda. Es decir, de los 20 de ganancia, si cumplo los requisitos por reinversión, tendré 15 exentos, pero siempre y en todo caso tendré que declarar la ganancia patrimonial por los 5 restantes, porque es una ganancia patrimonial generada por la venta de una oficina, que nunca está exenta, no de una vivienda.

Si has llegado hasta aquí, mil gracias, y espero que haya sido porque lo has encontrado útil.

Recordad que prestamos servicios para autónomos, emprendedores y pymes. Si deseas empezar a deducir estos gastos o necesitas algún otro apoyo, podemos ayudarte. Puedes ver lo que hacemos y contactar en www.fandelapyme.es.

NO se contestarán consultas ni sobre deducciones ni sobre otros casos personales a través de los comentarios a este post.

Muchas gracias y ¡buen final de semana!

Anuncios

Cumplimos 5 años

Cada vez que escribo el post de cumpleaños me parece mentira haber estado trabajando tanto tiempo en este blog. Siempre es un placer aunque a veces cueste encontrar el hueco para dedicarle tiempo.

Un año más, muchas gracias a todas las personas que lo habéis seguido y también a las que solo han leído un post. Es un orgullo haber llegado a las 304.000 visitas y 222.000 visitantes en este tiempo, y además subiendo considerablemente casi todos los años, entre ellos el pasado, en el que alcanzamos 88.817 visitas de 66.529 visitantes y 361 seguidores. Pongo gráfica de visitas anuales

Ojalá siga siendo capaz de elaborar entradas que os resulten interesante a los emprendedores, los autónomos y las pymes.

Que tengáis un magnífico 2018.

Novedades de la reforma de la Ley de Autónomos (III)

Buenos días:

Finalmente hemos decidido no esperar a la Ley de Presupuestos, que nos permitirá cuantificar algunos de los costes pendientes de saber para 2018, dado que parece que tardará. Así que os presentamos la tercera entrega de resúmenes de la nueva Ley (pincha aquí para ver la primera y aquí para ver la segunda)con las cantidades correspondientes al presupuesto de 2017, que ha quedado, por el momento, prorrogado para este año:

Cuando tengamos la Ley de Presupuestos de 2018 actualizaremos la presentación en otro post.

Muy buena semana.

Novedades de la reforma de la Ley de Autónomos (II)

Buenos días:

Pendientes de la Ley de Presupuestos, que nos permitirá cuantificar algunos de los costes pendientes de saber para 2018, os presentamos la segunda entrega de resúmenes de la nueva Ley:

Esperamos que os sea útil. Buen final de semana.

¿Cuándo está exenta de IVA la formación?

Hoy escribo este minipost para explicar qué formación debemos facturar sin IVA y qué otra deberá incluir IVA, dado que sigo observando mucha confusión al respecto, y ello a pesar de que la Administración tiene claro el criterio en este caso (al contrario que en otros supuestos en los que no es posible dar una única respuesta dado el vacío legal o la disparidad de criterios por parte de diferentes Administraciones o Tribunales).

Formación

La respuesta es sencilla:

“La formación está exenta de IVA cuando la materia impartida está incluida en cualquier plan oficial de estudios del Ministerio de Educación.”

Esto implica:

  • Que es irrelevante quién imparta la formación, no hace falta que sea un centro homologado, lo que importa es la materia que se enseña.
  • Que lo esencial es averiguar si la materia está incluida en algún plan oficial de estudios del nivel que sea, desde educación infantil a post grado, aprobado por el Ministerio, no por ninguna otra Administración.

Y también es importante señalar que los servicios deportivos o recreativos no se consideran enseñanza a los efectos de la exención.

Ejemplos:

  • Las matemáticas, el inglés, la informática o el derecho estarán siempre exentas, ya que se incluyen en planes de estudio de diferentes niveles.
  • La mayoría de la formación específica para directivos estará sujeta a IVA y no exenta, ya que suele tratar sobre materias punteras que aún no se incluyen en planes de estudio.
  • Las clases de yoga, body pump, … en un gimnasio no están exentas.

¿Por qué es así?

El global de la explicación proviene de la respuesta dada por la Dirección General de Tributos a una consulta vinculante, la número DGT V1873-12, la cual podéis buscar aquí. Los argumentos de la consultan se basan en:

  • La redacción del artículo 20. UNO.9 de la Ley 37/1992 del IVA, que puedes leer aquí.
  • La del artículo 7 del Reglamento del IVA, aprobado por Real Decreto 1624/1992, que puedes leer aquí.
  • Varias sentencias del Tribunal de Justicia de la UE basadas en una Directiva que, en resumen, indican que, a estos efectos, se asimilan a centros oficiales cualesquiera entidades que impartan formación.

Espero que ahora ya sepáis qué decir cuando alguien os diga, sin más, que la formación está exenta de IVA.

¡Buenas ponencias!

Infografía: cómo aplazar deudas fiscales en 2017

Buenos días.

Recientemente se ha modificado la Ley que regulaba los aplazamientos de deudas tributarias, es decir, de impuestos, con Hacienda. La semana pasada la Agencia Tributaria publicó una nota en la que explicaba cómo iban a funcionar los aplazamientos y, a raíz de ella, aparecieron en muchos medios diversos de prensa noticas acerca de cómo serían los aplazamientos.

Os paso una infografía que explica cómo queda el asunto en mi opinión. Espero que os aclare algo.

infografia-aplazamiento-deudas-fiscales-2017

 

¡Feliz semana!

 

Novedades fiscales 2017 para pymes y autónomos

Buenos días.

Pendientes de la aprobación definitiva del proyecto de Ley del Trabajo Autónomo, que esperamos traiga otras novedades fiscales positivas para autónomos, como por ejemplo la posibilidad de deducir más fácilmente gastos de casa y de coche, hoy os dejo un resumen de las principales novedades aplicables desde ya.

 

Espero que os sea de utilidad. ¡Feliz tercera semana del año!

Tres deseos para pequeños empresarios

reyes-magos-2017

En estas fechas especiales y de balance de lo que hemos hecho a lo largo del año, tres deseos para todos:

  • Que nunca perdamos nuestro espíritu de servicio hacia nuestros clientes, nuestra razón de ser
  • Que sepamos aprovechar este escenario de incertidumbre económica para aprender y mejorar
  • Que dediquemos más tiempo a lo estratégico en nuestros negocios y no nos dejemos comer por lo urgente del día a día

Fan de la pyme os desea muy felices fiestas y un gran año 2017.

Cómo despertar tu creatividad para innovar en tu negocio (II)

creatividad-2

En el último post sobre creatividad e innovación enfocadas a la empresa, nos centramos en explicar la estrategia a definir a la hora de afrontar un proceso creativo y solo dimos unas pinceladas muy breves acerca de técnicas que se pueden utilizar para despertar esa creatividad. Hoy vamos explicar alguns de las técnicas que solo habíamos citado. Allá vamos.

Técnicas basadas en la observación

Se trata en este caso de potenciar nuestra capacidad de observación del entorno para que nos sirva de inspiración en nuestro proceso creativo.

Observación de la naturaleza

Esta técnica sobre todo sirve para el diseño de artículos tangibles. Ya ha sido utilizada en numerosas ocasiones: la forma de los peces para diseñar barcos y otras similares son claros ejemplos. Pero la observación del comportamiento de los animales también puede servir para idear nuevos desarrollos en formas de prestar servicios.

Inmersión en mundos creativos

Aquí de lo que se trata es de intentar absorber la creatividad que tienen ciertos perfiles de personas. En el mundo empresarial, por ejemplo, podemos acudir a foros de emprendedores innovadores, de startups, a eventos que se celebren en aceleradoras o incubadoras,… La escucha activa  y la conversación que podamos mantener con los intervinientes fácilmente puede ayudarnos a generar ideas novedosas y, sobre todo, a recordar que nosotros también tenemos esa capacidad de innovar en nuestras ideas.

Técnica ojos limpios

Con esta técnica lo que hacemos es plantear un problema o mostrar una solución o producto que tenemos esbozado a un colectivo que en principio nada tiene que ver con el sector cuya necesidad queremos satisfacer. Por ejemplo, mostrarle un boceto de un producto tecnológico ultra innovador a una persona mayor. O una nueva prenda de ropa a un grupo de niños. Se considera que estas personas no están contaminadas por prejuicios acerca del producto que les mostramos ya que son totalmente ajenos a su uso y que por ello nos pueden aportar una visión o un punto de vista que probablemente no nos hubiéramos planteado y que por eso mismo nos genere un plus de creatividad. A veces es suficiente con exponer nuestra idea a personas que no han estado implicadas en su desarrollo.

Técnicas basadas en la introspección

Este grupo de técnicas tienen en común que tratan de sacar hacia afuera ideas que en realidad ya estaban nuestro interior. Algunas son más visuales y otras más verbales.

Muro de deseos

Empezamos por colocar un papel en blanco de cierto tamaño (al menos A3, mejor pliego) en nuestro lugar de trabajo o en un lugar que tengamos muy visible en casa. Entonces, cada vez que se nos ocurra una palabra que refleje una cualidad que queremos que tenga nuestra empresa o un objetivo que queramos conseguir con ella, o simplemente una palabra que nos resulte inspiradora, deberemos escribirla en el muro. Aunque de momento se trate de palabras aparentemente inconexas, pasado un tiempo de nuestra recopilación, posiblemente que observemos que los conceptos que hemos ido escribiendo nos muestran algún camino u objetivo con cierta claridad.

Técnica Da Vinci

Al igual que en el caso anterior, deberemos fijar en la pared en un lugar visible un papel, cartulina o similar de cierto tamaño que nos sirva de lienzo sobre el que plasmar nuestras ideas. En este caso, la diferencia es que la recopilación de conceptos la haremos de manera visual y no lingüística. En lugar de escribir palabras, haremos dibujos, aunque sean simples bocetos, o pegaremos fotografías que hagamos nosotros mismos o que recortemos de revistas. De la misma manera que en el caso anterior, pasado un tiempo encontraremos una conexión entre las imágenes que hemos ido recopilando.

Asociación forzada

Se trataría de una especie de brainstorming individual pero más racional. En un lugar y momento que te permitan concentrarte, y haciendo un esfuerzo por levantar tus barreras personales o autocensura, escribe todos los conceptos e ideas que se te ocurran en relación con tu proyecto o idea. Posteriormente, clasifícalos y agrúpalos para intentar llegar a uno o varios conceptos generales.

Todas las herramientas y técnicas que hemos ido explicando se basan en desechar (temporalmente) la parte racional de nuestro cerebro, que es la que tenemos más entrenada y con las que estamos acostumbrados a enfrentar un problema y tratar de solucionarlo. Pero como la razón, aunque buena, no sirve para todo e incluso a veces, como en este caso, puede entorpecer, lo que hacemos es aparcarla para intentar potenciar nuestra parte más intuitiva y emocional. Es esta parte, que a veces olvidamos que es tan humana o más que la razón, la que más nos ayuda a la hora de generar nuevas ideas. Recuerda, cuando empieces a pensar de forma racional en la aplicación de las técnicas de creatividad, es que no vas por buen camino. Resetea y empieza de nuevo.

Y ya sabes, lo importante es la acción. Si te limitas a leer estas técnicas pero no las pones en práctica, no avanzarás nada.

¡Buen día!