Pero ¿qué es una pyme y para qué sirve serlo?

Foto: Alegri/4freephotos.com

Foto: Alegri/4freephotos

Mucho oímos hablar de pyme, aquí somos fans de la pyme, pero eso ¿qué es realmente una pyme? Pues la realidad es que depende de para quién y para qué fin nos estemos refiriendo a este concepto. Veamos.

1. Para la Unión Europea: las ayudas

El criterio que más se maneja es de la Unión Europea, aplicable para solicitar ayudas públicas y programas bonificados, por ejemplo, formativos para el personal de nuestra empresa. En este caso, pyme es aquella empresa que cumple estos tres requisitos:

    • Tienen menos de 250 trabajadores
    • Su facturación anual no excede de 50 millones de euros
    • Su balance  anual no supera los 43 millones de euros.

Todo esto tiene muchas precisiones y aclaraciones que hacer, podéis ver un verdadero tratado sobre ello aquí.

2. Para la Agencia Tributaria: los beneficios fiscales de la empresas de reducida dimensión

Para Hacienda, la denominación pyme no existe técnicamente, sino que se trata de empresa de reducida dimensión. A estas les son aplicables una serie de beneficios fiscales en el Impuesto sobre Sociedades, la mayoría extensivos a los Autónomos y empresas que tributan en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Actualmente tienen la consideración de empresas de reducida dimensión aquellas cuyo Importe neto de la cifra de negocio en el período impositivo anterior o el actual si están en sus inicios no supere los 10 millones de euros.

La cifra neta de negocio, según la propia Agencia Tributaria comprenderá los importes de la venta de los productos y de la prestación de servicios correspondientes a las actividades ordinarias (descontar autoconsumos, la mayoría de las subvenciones, y los ingresos financieros) de la sociedad, deducidas las bonificaciones y demás reducciones sobre las ventas (devoluciones, rappels y descuentos comerciales), así como el Impuesto sobre el Valor Añadido y otros impuestos directamente relacionados con la cifra de negocios (por ejemplo, impuestos especiales).

3. Para la Seguridad Social: bonificaciones en la cuota empresarial

Para la redacción de este apartado he contado con la colaboración de Isabel Ortiz Barquero, docente en CEOE-CEPYME Formación.

Anualmente se establecen o prorrogan bonificaciones en la cuota empresarial de Seguridad Social por contratación de ciertos colectivos. Indico aquí las bonificaciones de 2014 específicas para pymes. Estas y otras que no son sólo para pymes se mantendrán hasta que la tasa de desempleo se sitúe por debajo del 15%:

·Contratos indefinidos o temporales, a tiempo parcial, con vinculación formativa celebrados por empresas de menos de 250 trabajadores o autónomos.(Bonificación del 100% de las cuotas a la Seguridad Social durante 12 meses prorrogables por otros 12).

·Contratos indefinidos, a tiempo completo o parcial, de menores de 30 años por empresas de hasta 9 trabajadores o autónomos.(Bonificación del 100% de la cuota empresarial por contingencias comunes durante el primer año de contrato).

·Contratos indefinidos, a tiempo completo o parcial, de parados de larga duración mayores de 45 años, por autónomos menores de 30 años.(Bonificación durante tres años de las cuotas a la Seguridad Social).

4. Para el Registro Mercantil: las cuentas anuales abreviadas

Dentro de la obligación que tienen las empresas para presentar cuentas anuales en el Registro Mercantil, las que no superen determinados límites pueden presentar un modelo de cuentas abreviado, que incluye balance, cuenta de pérdidas y ganancias, estado de cambios en el patrimonio neto y memoria, pero que no obliga a presentar el estado de flujos de efectivo. La Ley de Emprendedores ha elevado los límites para presentar cuentas abreviadas y actualmente pueden hacerlo las sociedades que durante dos ejercicios consecutivos reúnan, a la fecha de cierre de cada uno de ellos, al menos dos de las circunstancias siguientes:

a) Que el total de las partidas del activo no supere los 4 millones de euros.

b) Que el importe neto de su cifra anual de negocios no supere los 8 millones de euros.

c) Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio no sea superior a 50.

Adicionalmente, para las microempresas la legislación contable articula unos criterios más favorables de contabilización en las operaciones de arrendamiento financiero y en el gasto del impuesto sobre beneficios. Se consideran microempresas a estos efectos las sociedades que durante dos ejercicios consecutivos reúnan, a la fecha de cierre de cada uno de ellos, al menos dos de las circunstancias siguientes:

a) Que el total de las partidas del activo no supere 1 millón de euros.

b) Que el importe neto de su cifra anual de negocios no supere los 2 millones de euros.

c) Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio no sea superior a 10.

Por todo esto, veréis que se puede ser pyme en todos los casos, o solo en algunos. Lo importante es averiguar qué beneficios son aplicables a nuestro perfil de empresa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s